PRUEBE 2 CLASES SIN COMPROMISO

  • Respaldados por un método perfeccionado tras 25 años de experiencia.
  • Expertos en el habla, confiamos en la importancia del aprendizaje de las bases de la fonética
  • Nos orgullece poder ayudar a escala global gracias a nuestros cursos online  

¿Las clases de inglés online pueden ser mejor que presenciales para los alumnos?

 

Confiamos plenamente en que sí.

Yo, Marcus Carter, CEO de Carter School of English y creador de Carter Method, siempre he sido una persona optimista y gozo de la habilidad de poder encontrar los aspectos positivos ante la adversidad.

La transición de nuestro método de enseñanza a online no ha sido difícil para nosotros, ya que la esencia de nuestras clases es la comunicación oral, es decir, enseñamos a través de la conversación.

Ahora, después de 25 años en el aula, he construido una nueva forma de enseñar que francamente considero que optimiza increíblemente el tiempo de aprendizaje del idioma.

Lo que más me ha importado siempre es la calidad y eficacia de la enseñanza, es decir, cuánto aprenden nuestros alumnos y en cuanto tiempo. Eso ha sido y debe ser, en mi opinión, la premisa de cualquier institución de enseñanza y he llegado a la conclusion que tanto los niños como los adultos aprenden más y mejor online y os voy a explicar por qué.

Primero, la visualización de la materia que utiliza el profesor en tiempo real facilita el seguimiento del alumno durante la clase. Nos permite rodear, escribir ejemplos y hacer explicaciones, resaltar, usar imágenes al toque de botón… para ayudar con la asimilación y retención de los conceptos que estamos trabajando oralmente.

Segundo, los alumnos están más concentrados y cómo la memoria está ligado estrictamente al nivel de concentración, la retención de la materia es mayor. Al no tener los compañeros al lado y enfrente, se distraen menos, es más, sus micrófonos están silenciados para que solo puede hablar uno a la vez – eso es el sueño de cualquier docente. Yo tengo experiencia de primera mano de grupos, digamos más complicados en cuanto a su comportamiento y desde que estamos online he notado grandes cambios positivos en ese aspecto.

Tercero, la tecnología que usamos para dar las clases nos permite grabar y guardar la clase entera con el audio incluido. Ese archivo será a disposición después de cada clase para los alumnos que quieren repasar en otro momento, el que no ha podido asistir a su clase o incluso para que los padres pueden comprobar por si mismo lo que hacemos; esa ventana desde el exterior no se puede ofrecer en las academias. Los padres solo son conscientes del «supuesto progreso» de su hijo ya que «va mejor en el colegio…» o «ha aprobado el B1» por ejemplo.

Cuarto, he experimentado mucho estos tres meses con la interactividad de los alumnos en la clase y a través de diferentes plataformas online he encontrado un mundo de posibilidades divertidas y al mismo tiempo didácticas donde los niños intervienen fisicamente con la clase, incluso podemos y hemos hecho simulacros de los exámenes de Cambridge, forzando a los alumnos a contestar dentro de los limites de tiempo al que deben adherirse. Ya tenemos un gran volumen de estas actividades preparadas para septiembre para cada unidad de nuestros libros.

Quinto, creo que todos están de acuerdo que el bien más preciado de la vida moderna es el tiempo. Si no tengo que desplazarme a la academia, no solo ahorro en gastos de desplazamientos sino en tiempo también. Dos hermanos ya no tienen que ir a la misma hora, pueden tener horarios que le convienen más cómodamente desde su casa.

Estamos siendo testigos de momentos de grandes cambios a nivel social, a nivel económico y por su puesto a nivel educativo y tenemos que estar mentalizados que la enseñanza reglada, no reglada, universitaria, profesional online no es el futuro, es el presente y os pido que seguís confiando en nosotros, en la calidad de nuestra enseñanza, en nuestro método y os aseguro que superaremos vuestras expectativos este año.

Mi Visión

Después de 25 años trabajando como profesor de inglés en Murcia, he de decir tres verdades:

Una – que la etapa de primaria es clave para sentar las bases de la comunicación oral en inglés.
Dos – que los niños aprendan mejor a través de un sistema interactivo basado en el diálogo y la comunicación oral.
Tres – que los padres deben estar al día del progreso de sus hijos en todo momento.

Es por esto que he desarrollado un sistema propio avalado por los resultados obtenidos a lo largo de estos 25 años de trabajo, donde los niños aprenden a dialogar, pronunciar y pensar en inglés.

¿Por qué nosotros?

Aprender inglés no es tarea fácil y sobre todo si no dispones de mucho tiempo. También hay muchas maneras de estudiar inglés: viendo series en versión original, páginas webs con ejercicios, apps incluso escuchar la radio en inglés, acudir a una academia física, online o buscarse un profesor particular. Personalmente, mi recomendación es una estancia larga en un país anglófono como el Reino Unido o Irlanda por ejemplo. Claro, esto no siempre es posible, sobre todo para niños y como alumnos o padres de ellos, debemos buscar la mejor alternativa.

En nuestras clases de inglés online los alumnos se ven envueltos en el inglés y forzados a comunicarse con el profesor y los compañeros desde el primer día. Todo esto es posible gracias a un sistema de trabajo que tiene como enfoque principal la comunicación oral.

Nosotros impartimos cursos de inglés tanto para niños como para adultos desde hace 25 años y lo que buscamos en nuestros alumnos es la suficiente fidelidad para que puedan ver los frutos de un método de enseñanza diferente basado en conceptos de adquisición más naturales; una preparación que perdura en el tiempo.

¿Y cómo elijo una academia de inglés para mis hijos?

Aunque es difícil tener una opinión imparcial a esta pregunta, me gustaría proponer una serie de comprobaciones lógicas.
Para hacer un curso de inglés, tanto intensivo como durante el curso escolar, tiene que haber objetivos claros. Nosotros no usamos los exámenes oficiales de Cambridge como baremo de medición del progreso de nuestros alumnos y, en realidad, lo tenemos más difícil por ese motivo. Mandamos un informe cada trimestre totalmente personalizado a cada padre del contenido y los objetivos del curso de inglés en el cual están matriculados. También ofrecemos tutorías en cualquier momento con el personal docente bajo cita previa para temas menos generalizadas. Estamos en contacto continuo con los padres a través de nuestra app en Apple Store y Google Play.

Los profesores de inglés deben estar titulados, con experiencia y saber motivar a los alumnos. Esto es fundamental para los padres para que no sea una lucha cada vez que tienen que acudir a las clases.

La metodología que sigue la academia debe ser lo adecuado para las expectativas de los padres. Si quieren que aprueben exámenes oficiales, deben emplear material apto para dicho fin. Ahora bien, si quieren que hablan y comprendan el inglés, es mucho más difícil tener un método bien estructurado con un progreso tangible y demostrable. De ahí nace «Little Sprogs» la serie de primaria y «Piece of Cake» la serie de B1 a C1 que empleamos en nuestras clases de inglés online; fruto de mis 25 años de experiencia en el aula aprendiendo de las necesidades de los propios alumnos.