La importancia de saber inglés desde una edad temprana

Desde que nacemos, tenemos la capacidad de aprender un idioma con facilidad de las personas que nos rodean y las interacciones con nuestro entorno. Esta facultad empieza a disminuir a partir de los doce años y por tanto cada vez cuesta más interiorizar una segunda lengua.
Nuestros cursos de inglés para niños están diseñados específicamente para que los niños en la etapa de primaria aprenden a comprender y hablar inglés con soltura antes de empezar a preparar los exámenes oficiales como los de Cambridge (B1, B2, C1) por ejemplo. Nuestro objetivo es que los alumnos obtienen el nivel C1 certificado antes de terminar Bachillerato. De esta forma, pueden realizar los estudios superiores sin tener que preocuparse por el inglés ya que llevan una base comunicativa sólida (que es lo único le importa a un futuro jefe) y su certificado correspondiente.

¡A PARTIR DE 3 AÑOS!

Una etapa de diversión, juego y aprendizaje vivencial a través de una experiencia nueva cada día. ¡Ven a conocernos!

Profesores Especializados

Os invitamos a probar 2 clases sin compromiso.

¡MÉTODO EXCLUSIVO!

Un sistema de enseñanza basado en la adquisición de vocabulario y conceptos gramaticales a través del diálogo.

Adaptado a las necesidades de los niños de hoy en día

Un método avalado por más de 20 años de resultados

¡MEMORIZAR O PERDER EL TIEMPO!

A los 2 días sólo nos acordamos del 40% de lo que habíamos aprendido

Escuchar, practicar, memorizar

Mediante repasos sistemáticos, consolidamos lo que enseñamos en la memoria a largo plazo

¿Qué es Little Sprogs?

Little Sprogs es un curso de inglés para niños con edades comprendidas entre 6 y 12 cuyo objetivo es sentar las bases de la comunicación oral hasta el nivel B1. Ha sido diseñado específicamente para facilitar el aprendizaje de los hispanoparlantes ya que incluye traducciones de todas las palabras.

Se pone mucho énfasis en la pronunciación ya que es una de las claves principales en el aprendizaje de un idioma como el inglés y por tanto los libros incluyen la transcripción fonética de cada palabra.

¿En qué consiste el curso?

El curso está dividido en cuatro libros, cada uno contiene diez divertidisimas lecciones cuyo enfoque principal es la comunicación oral dirigida, pero al mismo tiempo cubre las destrezas de lectura y escritura así como la gramática con suficiente profundidad para que sea una manera ideal de adquirir inglés dentro del entorno de un aula. Al final de cada lección hay un “listening” que consolida la destreza de comprensión en conversations más naturales. Cada cinco lecciones hay un test para tangibilizar el progreso de los alumnos.

Uno de los factores del éxito de este método es el hecho que es tan fácil repasar lo que se hizo en lecciones previas. Algo que muchos cursos convencionales pasan por alto, principalmente por la dificultad que supone. En un curso de inglés para niños no es tarea fácil hacer repasos sistemáticos y concisos sin que la clases resultan tediosos para los alumnos, con Little Sprogs conseguimos superar este reto gracias al diseño de las lecciones y objetivos globales del curso.

El repaso es lo que considero la herramienta más potente del curso porque es donde el aprendizaje real toma lugar, es decir, la interiorización. Encima de estos repasos controlados por el docente, los propios libros contienen bloques de repasos implícitos.

Muchas del vocabulario está representado gráficamente un en libro de imágenes para ofrecer mayores estímulos de memorización y minimizar  el olvido.

Little Sprogs no fomenta el aprendizaje de listas de vocabulario como un “loro” sino el uso de vocabulario en frases contextualizadas con el profesor/a o compañeros de clase dentro del aula mediante preguntas y respuestas desde el primer día.

Tanto el libro tres como el libro cuatro contiene una obra de teatro que contiene mucho del vocabulario y estructuras de las lecciones que hay en cada libro. Esto, aparte de ser divertido y una buena práctica de dramatización, ayuda a los alumnos con el ritmo y entonación del inglés en un contexto distinto. Normalmente se usa como actividad complementaria al final de la clase.

Las clases son de una hora y están divididas en 4 secciones: 30 minutos de repaso, 10 minutos de trabajo nuevo, 10 minutos de una actividad (lectura, escritura, listening) y 10 minutos de “warm down” (teatro, juego didáctico)

¿Qué dicen los padres?

“Mis hijos de 9 y 12 años están en la academia de Puente Tocinos desde hace dos años. Van muy motivados a las clases y aprenden mucho, sus resultados escolares son excelentes y la profesora es muy agradable. Recomiendo esta academia sin lugar a duda.”

Mari Carmen

“Estoy muy tranquilo con el servicio que presta la academia, los niños están muy contentos y no quieren perderse ni una clase!”

Miguel Angel

“Llevan un método diferente a las demás academias y eso es lo que buscaba. Quiero que mis hijos aprenden a hablar no escribir”

Pilar